¿Cómo se realiza la intervención refractiva?

Láser de EXCIMER (LASIK)

Para la corrección de la miopía mediante láser, existen en la actualidad dos técnicas, las dos mediante Láser de Excimer y la diferencia entre una y otra reside en la forma y lugar de aplicarlo.

  • Queratectomía de superficie. Siempre bajo anestesia tópica, y una vez el paciente situado bajo el microscopio, se procede a retirar la pequeña capa de piel que recubre la córnea (epitelio corneal). Una vez la córnea está lista y el láser se ha programado, se solicita al paciente que fije la visión sobre una pequeña luz que aparece en el interior del microscopio y se realizan los disparos del láser. Esta última fase dura unos pocos segundos, tras los cuales se da por concluida la intervención. Tras el tratamiento y el paciente puede irse a su casa.
  • Queratomileusis lamelar asistida con láser. La técnica en sí es igual a la anterior, los principios básicos son los mismos, pero difiere en la preparación de la córnea antes de recibir los impactos del láser. En vez de retirar la piel corneal (epitelio), en este caso se talla una pequeña lamela corneal (de aproximadamente 0.15 mm de grosor) y sobre el lecho corneal se aplica entonces el láser. Una vez finalizada la realización del pulido con el láser, se emplea la propia lamela corneal para recubrir el área tratada.

Como se puede ver, esta segunda técnica es más laboriosa que la anterior pero reduce notablemente el período de recuperación y a su vez tiene una evolución postoperatoria más confortable.



Como norma general se emplea la primera técnica (queratectomía de superficie) en pacientes con baja graduación (inferiores o iguales a -3 dioptrías) puesto que es una técnica más simple y rápida y la segunda se deja para el resto de casos.


     

Lente tipo ICL

La técnica quirúrgica es sumamente sencilla: consiste en inyectar la lente a través de una incisión de 3.0mm igual a la empleada en la cirugía de la catarata.

Una vez introducida la lente dentro del inyector que la casa suministra y comprobado que se ha colocado correctamente en su interior, se procede a realizar la incisión en córnea bajo anestesia tópica o local y a continuación se inyecta con mucha suavidad la lente dentro del ojo.



Una vez desplegada por completo, se posiciona por detrás del iris con un manipulador de lentes.

Se concluye la intervención con la administración de una colirio antibiótico