Cirugía del glaucoma

Dependiendo de la gravedad y del tipo de Glaucoma se realizará una u otra técnica quirúrgica. A continuación pasamos a explicarlas:

Trabeculectomía

El tratamiento quirúrgico del Glaucoma está encaminado a producir una fístula (o paso directo) desde el interior hacia el exterior del ojo (por debajo de la conjuntiva). Esta fístula se realiza de tal forma que simula una válvula.

La cirugía consiste en tallar un colgajo de la esclerótica hasta llegar al trabéculo. Se extirpa una porción de ese trabéculo defectuoso de forma que provocamos un paso directo del Humor Acuoso hacia el espacio subconjuntival.

Una vez cerrada la incisión se provocará una ampolla de filtración en la zona donde filtra este humor acuoso.

Esclerotomías No Perforantes

Para evitar el paso directo de humor acuoso hacia el exterior del ojo (riesgo de infecciones, cataratas secundarias y ampollas de filtración muy abultadas o profundas) se han desarrollado unas técnicas consistentes en disecar un colgajo superficial de esclerótica (Fig. 1) y debajo de este se talla otro del resto de grosor escleral, hasta llegar a la pared externa del trabéculo. (Fig. 2)

Mediante una sonda extremadamente fina, se inyecta una sustancia expansiva de los canales de filtración (viscocanalostomía). O, una vez tallada la capa profunda se introduce un material especial (Colágeno o Hialuronidato Sódico) que generaría una cámara de expansión justo detrás de la malla trabecular facilitando el filtrado de líquido.

De esta forma se consigue aumentar la filtración del ojo por sus propios conductos y se elimina el riesgo que implica entrar en el interior del ojo.

 

Figura 1 Figura 2


Válvulas Externas (Válvula de Ahmed): En el caso de glaucomas muy avanzados y rebeldes a otros tratamientos quirúrgicos se puede introducir unas válvulas especiales. Estas están formadas por una ampolla de expansión de la que sale un conducto de silicona muy fino. La válvula se sutura debajo de la conjuntiva y el conducto se introduce dentro del ojo atravesando la malla trabecular de forma que aspiraría el humor acuoso del ojo hacia la válvula de expansión que habíamos implantado anteriormente.