Cuidados postoperatorios del glaucoma

La evolución post-operatoria varia según la técnica que empleamos. Con las técnicas perforantes: (Trabeculectomía o Implantación de Válvulas Externas) se produce una descompresión brusca del ojo, necesitando de un tiempo para que la propia cicatriz regule la presión ocular y, en consecuencia, puede llegar a requerir hasta 15 días de reposo.

Con técnicas no perforantes (Viscocanalostomía y Esclerotomías Profundas), al no dejar un paso abierto hacia el exterior, no se produce la descompresión del ojo y la rehabilitación es prácticamente inmediata, no precisando hacer reposo, ni produciéndose cambios significativos en la visión.

Con cualquier técnica, sin embargo, será necesario el uso de colirios antibióticos de protección, junto con algún colirio antiinflamatorio.