Cuidados postoperatorios

Gracias a la técnica actual de "aspiración" del gel cristaliniano, a la implantación de una Lente Intraocular y, sobre todo, a la realización de incisiones mínimas que no precisan de puntos de sutura para mantenerse cerradas, el ojo operado está en condiciones de soportar cualquier tipo de actividad desde el momento de abandonar el quirófano. No obstante, se aconseja, durante las primeras 24 horas, evitar realizar esfuerzos físicos y movimientos bruscos de cabeza. Sí se puede:

  • Leer cuanto se desee
  • Mirar la Televisión
  • Viajar en los medios habituales de locomoción (preferiblemente acompañado durante las primeras horas tras la intervención debido al posible estado de somnolencia provocado por la sedación administrada. En ningún caso se debe conducir ningún vehículo durante este tiempo)
  • Caminar (no correr).
  • Agacharse (no para levantar pesos)
  • Dormir de costado (si bien se debería evitar la primera noche hacerlo del lado del ojo recién operado)


El mismo día o el día siguiente de la intervención y ya en la consulta, se le examinará en ojo operado, y se iniciará el tratamiento ambulatorio (en su casa) con Colirios Antibióticos y antiinflamatorios con la dosis recetada.

Forma de administrar los colirios
Para la correcta administración de un colirio, se debe deprimir con suavidad el párpado inferior, mientras se mira hacia arriba y se depositará una gota en el "fondo de saco" de la conjuntiva.

Los Colirios se pueden administrar uno detrás del otro sin que se tenga que esperar tiempo ni seguir ningún orden.