Glaucoma

¿QUÉ ES LA HIPERTENSIÓN OCULAR?
El ojo es un órgano lleno de líquido a presión. Esta presión se consigue mediante la producción continuada de líquido (HUMOR ACUOSO [1]) hacia su interior en lo que denominamos PROCESOS CILIARES (2)  y su filtración forzada hacia el exterior a través de una malla llamada TRABÉCULO (3). La  relación entre producción de Humor Acuoso y su filtración, a través del CANALÍCULO DE FILTRACIÓN (4), determina la presión de “hinchado” del ojo. A veces, cuando el líquido llega al TRABÉCULO, pasa con dificultad y la presión dentro del ojo aumenta hasta llegar a un nivel en que puede dañar al NERVIO ÓPTICO (5). A este aumento de presión lo denominamos HIPERTENSIÓN OCULAR. 

 

¿QUÉ ES EL GLAUCOMA?
El Glaucoma es una enfermedad ocular en la cual se produce un incremento de la Presión Intraocular por encima de los niveles normales (20-21 mmHg). Esto provoca una compresión del NERVIO ÓPTICO que conlleva a una  pérdida progresiva del campo visual y puede producir una ceguera de carácter irreversible. 

Perdida de la visión periférica debido al Glaucoma

DIAGNÓSTICO PRECOZ
La mejor forma de luchar contra esta enfermedad es la detección y tratamiento precoz. Para ello es necesario realizar visitas periódicas al oftalmólogo para controlar la presión ocular y examinar el nervio óptico.

TRATAMIENTOS QUIRÚRGICOS
Actualmente existen tratamientos quirúrgicos mucho menos agresivos que los utilizados hasta ahora. Consisten en la implantación de MICRO-By-PASS oculares, similares a los que se vienen aplicando en la cirugía cardíaca, pero  de medidas microscópicas. Con este dispositivo el humor acuoso pasa más libremente a la vía natural de drenaje, controlándose la presión intraocular.

La intervención dura unos 2 o 3 minutos y es de carácter  ambulatorio. Después de la implantación se puede hacer vida normal. Con esta solución se pretende reducir o eliminar el uso de gotas y evitar los efectos tóxicos e irritativos de los tratamientos crónicos.

Perdida de la visión periférica debido al Glaucoma